Connect with us

Fútbol Nacional

Por ciclotímicos nos quedamos sin técnico y sin conocimiento

A gran parte de los directivos de la Federación Nacional Autónoma de Fútbol de Honduras (Fenafuth), no les bastó que Reinaldo Rueda y sus asistentes de trabajo hayan llevado al balompié hondureño al Mundial, ¡28 años después!

Tampoco se quedó atrás un grupo del gremio periodístico deportivo, al cual particularmente los describiría como “periodistas ciclotímicos”, ya que de una figura pública, en este caso de Rueda, hicieron en un pestañeo un héroe y villano.

Cuál fue la tarea que se le asigno a Rueda, ¿Clasificar al Mundial, o avanzar a  Octavos de Final de la Copa del Mundo? No se trata de justificar los evidentes errores, técnicos, estratégicos o de control de grupo que se dieron en el Mundial.

Pero los mismo tampoco deberían ser justificación, para olvidar todo lo bueno que se realizó durante el proceso mundialista, el cual concluyó con éxito, porque independientemente de no haber logrado avanzar a la siguiente fase, no fue un fracaso, no olvidemos que después de XIX mundiales fue la segunda experiencia hondureña.          

Pero es que así somos los hondureños, “memoria corta”, aquí la inocencia de un político corrupto, es el “tiempo”, con un par de meses nadie se acuerda de sus fechorías, igual pasa cuando es lo contrario, a la mayoría se le olvido como el pasado 14 de octubre, un pueblo golpeado, volvió a sonreír orgulloso de ser hondureño.

Y no es que la relación de Honduras-Rueda debería ser siempre duradera e inmortal, no claro que no, todo tiene su tiempo, pero definitivamente este no era el momento de dejarlo ir, y perder todo lo que ya se había ganado.

Con la llegada de las primeras competencias se notará que nos quedamos sin técnico, sin conocimiento y se tendrá que empezar de cero, porque un pequeño detalle a muchos se les escapó, no había ningún hondureño en el cuerpo de entrenadores, que aprendió y creció en conocimientos en la pasada competencia sudafricana.

Hay que aceptarlo que se rompe un proceso exitoso, ¿O es que no fue un triunfo clasificar a un Mundial 28 años después? Pero claro había que señalar un culpable y ese fue Rueda, sí, el mismo que no pudo conseguir fogueos de peso, tampoco supo cómo frenar las individualidades de España, y sobre todo la imperdonable, no poder  anotarle a sus rivales cuando se presentó la oportunidad, es que fue inaceptable como se “comió” goles contra Suiza, pero así es la vida de un entrenador.

Suerte profesor y gracias por la alegría de llevar a nuestra querida Honduras a un Mundial, la primera experiencia mundialista que vivieron muchos, lo “bueno” es que se seguirá contando con los “Muñecos”.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional