Secciones: La Bicolor

La 'Roja' vuelve a casa por la puerta grande tras noche de festejos

MADRID, (AFP).- Los jugadores llegaron al aeropuerto de Madrid procedentes de Sudáfrica tras ganar el domingo frente a Holanda (1-0) en la final del Mundial.

Numerosos trabajadores del aeropuerto recibieron a la selección, encabezada por su capitán, Iker Casillas, que portaba el trofeo, cantando “¡Campeones, campeones, oé, oé, oé!”.

Ads

Los miembros de la selección llegaron al aeropuerto de Barajas en un avión de Iberia (cuyo logo tiene los colores rojo y gualda de la bandera española) que llebava escrito en la carcasa el lema “orgullosos de nuestra selección” y de cuyas ventanas delanteras salían dos banderas de España.

Otros cuatro aviones con hinchas, familiares de los jugadores y autoridades aterrizaron minutos antes, indicó la aerolínea.

Ads

Después de un pequeño descanso en un hotel de Madrid, la selección debía ser recibida por el rey Juan Carlos I, la reina Sofía y los príncipes de Asturias -los tres últimos asistieron a la final el domingo- y la infanta Elena, y posteriormente por el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Después se pasearán mostrando la copa del mundo en un autobús descapotable por el centro de Madrid, donde este mediodía ya estaba adornado con banderas españolas, una de las cuales servía de capa para la estatua de la Cibeles, cuya plaza será el centro neurálgico de la fiesta en la capital española.

Los festejos desembocarán junto al río Manzanares y la estación de Príncipe Pío, sobre los cuales varios aviones militares pasarán “dibujando los colores de la bandera de España en el cielo de Madrid” con humo rojo y gualda, indicó el ejército del aire en un comunicado.

La fiesta futbolística será la segunda después de la del domingo por la noche en muchos puntos de España después del partido, que dio a la Roja la primera victoria de su historia en un Mundial.
 
Dos personas murieron y más de cien resultaron heridas durante esas celebraciones, indicaron este lunes las autoridades.

Un hombre murió al caer de un balcón en la localidad de Algeciras, en la región de Andalucía (sur) y otro hombre se ahogó en una piscina en la localidad de Herguijuela (Extremadura, suroeste).

Además resultaron heridas más de cien personas, de ellas 74 en Barcelona (noreste), donde se registraron incidentes cerca de la pantalla gigante en la que se difundía el partido, lo que llevó a la detención de 21 personas.

Unas 50 personas fueron atendidas por los servicios de urgencias en Valencia (este) por heridas o exceso de alcohol.

Varias personas resultaron también heridas en el País Vasco (norte), principalmente después de haber sido agredidas por independentistas vascos cuando celebraban la victoria de España. Tres personas fueron detenidas.

En Barakaldo, la retransmisión del partido en una pantalla gigante fue saboteada con el corte de electricidad.

En Madrid, donde entre 150.000 y 250.000 hinchas vieron el partido en una pantalla grande al aire libre, no se registró ningún incidente importante. Miles de personas festejaron la victoria en el centro de la ciudad ataviados con las camisetas rojas de la selección española y con la bandera nacional roja y gualda.

Además, casi 14 millones de personas vieron el partido en España, es decir, el 82,9% de la audiencia, anunció este lunes el instituto Barlovento Comunicación.

El domingo, el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró de la victoria: “Nos va a dar autoestima y confianza sin duda alguna. Nos vamos a levantar con fuerza”, en un momento en que la economía española lucha por salir de la crisis y tiene un 20% de desempleo.

España ganó a Holanda el domingo en Johannesburgo con un gol de Iniesta en la prolongación de la final de la Copa del Mundo.

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies.