Connect with us

La Bicolor

Rooney, Cristiano, Kaká y Messi las decepciones del Mundial

JOHANNESBURGO, (AFP).- El inglés Wayne Rooney, el brasileño Kaká y el argentino Leo Messi, que se marcharon del Mundial sin marcar goles y mucho antes del mínimo esperado de semifinales, encabezan la lista de grandes decepciones de Sudáfrica-2010, junto al portugués Cristiano Ronaldo.

Cristiano Ronaldo, Rooney y Messi no sólo quedaron en deuda con sus países sino con todo el mundo.

Asimismo, el francés Franck Ribery, el serbio Dejan Stankovic y el italiano Fabio Cannavaro, Balón de Oro-2006 con pobre desempeño a imagen del equipo campeón en Berlín, eran otras de las figuras que levantaban expectativas e ilusionaban en el campo, pero dijeron adiós sin dejar huella en África.

Los volantes ingleses Steven Gerrard y Frank Lampard, el enganche francés Yoann Gourcuff y el mediocentro italiano Daniele de Rossi, así como el bombardero danés Nicklas Bendtner y su par brasileño Luis Fabiano estuvieron muy por debajo de sus potenciales.

Y otros pasaron desapercibidos porque prácticamente no tuvieron chance, a imagen del argentino Diego Milito, jugador más decisivo en el Inter de Milán imperial de triple corona pero quinta opción de Diego Maradona, y el portugués Deco, fuera de los planes de Carlos Queiroz.

Messi, Cristiano Ronaldo, Rooney y Kaká tenían como meta el título y suceder en el trono a Pelé y Diego Maradona como “mejor jugador del planeta”, pero como avisó la Pulga antes del torneo, “para ser leyenda hay que ganar el Mundial” y ninguno lo logró.

El atacante del Barcelona comenzó con una buena primera ronda y “su cuenta pendiente es el gol”, como confesaba su DT Maradona. Tras cuatro triunfos en fila ante rivales inferiores en los papeles, Messi no logró desequilibrar en el primer gran cruce, contra Alemania (4-0), en cuartos.

Messi, de 23 años recién cumplidos, mirará la final España-Holanda desde Rio de Janeiro, donde está de vacaciones con su novia intentando olvidar la pena de no poder encumbrarse después de una nueva temporada de ensueño con el Camp Nou.

Con Argentina, al menos Messi lavó su imagen de “jugador que no siente la camiseta”, como tanto le criticaban, pero sintió la falta de sus socios Xavi e Iniesta en el Barça, que lo empujaron a todos los reconocimientos del planeta, incluida la Bota de Oro de máximo goleador de Europa, posterior al Balón de Oro y FIFA World Player en 2009.

Rooney, de 24 años, fue una sombra y como anticipó Geoff Hurst, “Inglaterra no puede ser campeón del mundo sin un jugador como Rooney”. El as del Manchester United no pudo quebrar su sequía con los Pross que data de fines de 2009, y Fabio Capello lo pagó caro. “Su problema está en la cabeza”, criticó.

Si bien brilló con el Manchester United en esta temporada (34 goles), Rooney se convirtió de golpe en un jugador del montón, sin juego ni talento, que jamás pudo volver a ser el toro indomable de costumbre, tras su lesión de tobillo del 30 de marzo.

Cristiano Ronaldo, de 25 años, se tuvo que conformar con romper esa misma racha que arrastró durante 16 meses con un gol de carambola ante la modesta Corea del Norte (7-0), pero en los partidos grandes, contra Costa de Marfil (0-0), Brasil (0-0) y España (0-1) no desequilibró.

En Alemania-2006 había alcanzado las semifinales. Ahora se marchó en octavos y su único aliciente es que a Brasil-2014 llegará con madurez, aunque difícilmente con esos arranques eléctricos de un joven de veintipico que lo coronaron como Balón de Oro-2008.

Su forma atlética será diferente, como le podría explicar su compañero del Real Madrid Kaká, la gran frustración de un Brasil sin “jogo bonito”, por culpa de los planteos de Dunga y la falta de forma de Kaká, que arrastraba una serie de lesiones que minaron su temporada previa. Fue un líder apagado.

“No estaba en forma, jugó al 80%”, reconoció al final del torneo el médico auriverde José Luiz Runco, mientras que el astro de 28 años intentaba defenderse diciendo que “no se ha reconocido el esfuerzo que hice”. Encima, dejó en el aire la posibilidad de tomarse un tiempo alejado de la canarinha.

Deja tu comentario

Recomendamos - La Bicolor