Secciones: La Bicolor

Esposa de Howard Webb le "echó tierra"

PRETORIA, (AFP).- El inglés Howard Webb, de 39 años, se declaró este sábado “muy orgulloso” de cumplir el sueño de todo árbitro de dirigir la final de la Copa del Mundo, el domingo entre Holanda y España en Johannesburgo, para la que desea que “no se hable de los árbitros sino del excelente partido”.

Con una imagen distendida delante de la prensa, Webb promete “hacer todo lo que sea necesario” en el estadio Soccer City de la capital económica de Sudáfrica para que se vea un buen encuentro de fútbol.

Ads

“Estamos muy contentos, es un honor maravilloso y un privilegio. Vamos a estar muy orgullosos de mostrar la calidad de los árbitros en Inglaterra”, afirmó Webb en Pretoria.

Entre risas, los periodistas le comentan a Webb una declaración de su mujer, quien dice que el árbitro no tiene autoridad ante sus hijos en su casa y que no sabe cómo hace para controlar un partido entre veintidós hombres.

Ads

“Voy a hablar con mi esposa cuando vuelva a casa”, afirma el inglés largando una carcajada. “Dijo eso en broma, es una mujer maravillosa y les aseguro que nuestros hijos se comportan muy bien. Pero estamos lejos de casa desde hace seis semanas”, añade el hombre que también trabaja de policía.

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies.