Secciones: Fútbol Nacional

"Rambo" de León: “Estoy encabronado”

TEGUCIGALPA.- Julio César “Rambo” León, sigue inconforme al quedar al margen del mundial de Sudáfrica, y anoche expresó que está encabronado, colérico, al no poder demostrar su fútbol.

Julio César León considera que la lesión que sufrió pudo evitarse.

El jugador se encuentra en la capital saludando a sus amigos, porque pronto volverá a Italia a finales del mes para incorporarse al Parma a realizar la pretemporada y demostrar que pueden contar con su presencia.

Ads

Anoche en entrevista concedida al programa Planeta Fútbol de Radio América,  el “Rambo” expresó sus sentimientos.

¿Regresa al Parma?
-Claro ya me mandaron la confirmación que tengo que presentarme a la pretemporada del equipo, esperando tener mejores novedades, pero sino ni modo quedarme allí, no sé si estoy en los planes del nuevo técnico lo importante es demostrarle que puede contar con uno.

Ads

¿Vio los partidos de la selección?
-El primero desde las gradas, pero después me vine a recuperarme de mi lesión.

¿Qué  sintió?
-Es difícil poder ver un partido y no jugar, más que no echar una mano a los compañeros que hemos luchado casi siempre.

¿Recuperado de la lesión?
-Todavía no, creo que estoy a un 80 por ciento a que cicatrice y cierre totalmente, la otra semana comienzo a trabajar de poco no muy intensamente largos ni intensos, llegar a un 90 por ciento hacer en Italia trabajos de velocidad y resistencia aeróbica.

¿Emocionalmente cómo está?
-Estoy inconforme, estoy encabronado, estoy colérico, porque no pude demostrar mi fútbol, el fútbol que le pertenece a nuestro país, no pude hacer más grande a nuestro país más de lo que es, y eso me tiene reque-encabronado, pero bueno tengo la posibilidad si Dios quiere de hacerlo con el Parma u otro equipo, eso lo van a ver, eso digo nada más.

¿Tu edad?
-Tengo 30 años nada más, estoy joven, tranquilo, soy un profesional que se cuida, tiene peso, estoy bien, como se dice en Europa despegándome para hacer lo mejor.

¿Te ves en Brasil 2014?
-Claro, me veo celebrando en los próximos torneos internacionales que tenga la selección, me estoy guardando esta bomba futbolística para que explote en Brasil.

¿Cómo fue la relación en la selección, hubo armonía?
-Es normal que en un grupo no todos los 24 se lleven como hermanos, es normal que se creen grupos de ocho, seis, siete, cuatro, cinco, incluso se refleja en la cancha, pero a la hora de jugar en la cancha y defender el objetivo, nunca se tuvo inconveniente. Son cosas normales que se viven en los clubes de Europa en la selección, se vive en lo cotidiano. Yo con nadie tuve problemas, siempre aconsejando y cuando digo algo trato que sea constructivo no destructivo. Lastimosamente me tienen como el polémico y lo otro, porque usted no ve más allá de las narices y yo sí miro, miro la nueva generación de chico y quiero que se mejore, porque yo he sufrido.

¿Eres amigo de Reinaldo Rueda?
-Con el profesor Rueda hemos salido a comer cuando ha venido a mi casa, no tengo ningún inconveniente, siempre lo he respetado como técnico, yo me comporto como profesional en la cancha para demostrar mi capacidad en todo, si él toma la decisión dejarme en las graderías y uno tiene que aceptarlo, pero tampoco hay que ser conformista, porque si el que está en la cancha es mejor que mí, allí.

¿Se le marginó?
-Siempre he tenido mi personalidad, cada quien tiene la suya, de otros grupos se me marginó, pero sinceramente a mí me interesa un carajo, ya puede ser blanco, negro o mestizo quien carajo sea quiero que luche por nuestra tierra y nada más, así de claro.

¿Su mejor amigo en la selección?
-Compartí habitación con Roger Espinoza, pero me llevaba bien con todos con todos, tengo un niño adentro que no lo hará cambiar, seguiré igual.

¿Enemigos?
-Con todo el mundo me llevé bien hasta con los grupos mayores tuve que hacer fila, con todos bromeaba, doy respeto aunque no me respeten la doy igualmente.

Y  la famosa lesión ¿Qué fue lo que realmente sucedió?
-Aquí se han tirado cosas hasta política,  se ha dicho esto y lo otro, pero lo cierto  me desgarré y fue lamentable para mí, hasta ahora no puedo reconciliar el sueño por haberme perdido  el mundial, por una lesión estúpida que pudo evitarse, pero son cosas que pasan, estamos expuestos a lesiones.

¿Hay culpables, fatalidad?
-Me lesioné y se pudo haber evitado, solo eso digo.

¿Le  sobrecargaron con trabajos físicos?
-Usted vieron los entrenamientos y lo pudieron haber notado, pudo haberlo,  el tiempo indebido sinceramente que no tuvo que pasar, pero de las experiencias se aprende.

¿Pudo ser sobrecarga del preparador físico?
-Hubo de todo, cosas que pasan, pero esto no termina acá, falta mucho.

¿Está resentido?
-Para nada, como hondureño obligado a defender al país en la competencia internacional y siempre lo hará.

¿Se pudo hacer algo mejor en el mundial?
-Si hubiéramos arriesgado más, otro gallo hubiera cantado.

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies.