Connect with us

La Bicolor

Suramérica teme declive tras fracaso mundialista

CIUDAD DEL CABO, Sudáfrica, (AFP).- Con la eliminación de Uruguay en las semifinales del mundial-2010, Suramérica perdió su último representante y deja camino libre a un duelo 100 por ciento europeo, por segunda vez consecutiva, lo que dispara las alarmas en la otra potencia territorial: Sudamérica.

Messi es de las grandes decepciones, que dejó Suramérica en el mundial 2010.

Se trata de la segunda ocasión seguida de la historia moderna del mundial que la final será 100% europea, tras la de Alemania-2006, entre Francia e Italia, que en Sudáfrica cayeron eliminados en primera ronda del torneo.

Entre 1986 y 2002, Sudamérica logró meter en la final de la cita planetaria a sus dos representantes más ilustres, Argentina y Brasil. Antes del inicio del mundial, el primero sobre el suelo africano, la “Seleçao” y la “Albiceleste” se perfilaban como finalistas en potencia.

Con Diego Maradona en el banquillo de Argentina, el espectáculo estaba también fuera del césped, mientras que su equipo se mostró sólido en Sudáfrica, pese a una laboriosa clasificación. Tras los octavos de final, la “Albiceleste” ya había marcado diez goles.

Brasil, criticado por su nueva estructura defensiva, despejó dudas en octavos de final con una victoria convincente contra Chile (3-0).

No obstante, brasileños y argentinos vivieron sendas catástrofes en cuartos de final, pues la “canarinha” perdió los nervios y cayó ante Holanda (2-1), mientras que los pupilos de Maradona perdieron estrepitosamente ante la joven y despreocupada Alemania (4-0).

¿Es inquietante esto para el fútbol del continente sudamericano? Convertido en abanderado de la región americana entre los cuatro mejores equipos del mundial, Uruguay fue la respuesta negativa a ese interrogante.

Porque de la mano del seleccionador, Óscar Tabárez, la “Celeste” alcanzó sus primeras semifinales en un mundial después de 40 años.

El no haber llegado a la final, le costó el cargo a Dunga en Brasil.

“Es una cuestión de circunstancias, no creo que sea dramático para los otros países de Sudamérica”, respondió sobre la clasificación uruguaya el técnico, que no podrá dar su receta del éxito tras la derrota en semifinales ante Holanda (3-2).

En 2014, Brasil recibirá el mundial, y el país anfitrión, estará más obligado que nunca a pasar los cuartos de final pues otro resultado que no sea ganar el título será considerado como un fracaso.

El sucesor de Dunga tendrá más que ánimo de su parte habida cuenta del fervor, la fiebre y la locura de todo el pueblo brasileño. El elegido, que todavía no ha sido nombrado, sabe, sin embargo, que no tendrá que hacer: imitar a su predecesor.

El despido el domingo del seleccionador y de todo el equipo técnico “auriverde” pero ya ha expuesto severidad de las autoridades futbolísticas y dado por zanjado el sistema ultradefensivo y la bienvenida a los artistas, y a los delanteros del fútbol-samba.

Uruguay cerró con dignidad, su participación en la Copa del Mundo.

Sin embargo, Brasil corre el riesto de encontrarse con un problema de generación, Kaká, Luis Fabiano y Robinho, que estaban en Sudáfrica, y Ronaldinho y Adriano, que no fueron seleccionados, ya no estarán en su primera juventud en 2014. Por tanto, le tocará a Pato, Ganso o Neymar.

Por su parte, Argentina sigue en vilo por la decisión de Maradona de seguir o no la frente de la selección. Pese a una eliminación cruel, críticas en la prensa sobre sus escasas nociones como entrenador -más de cien jugadores probados en 16 meses, y dejando fuera a Esteban Cambiasso y Javier Zanetti- “el Pibe de Oro” recibió una acogida calurosa a la llegada a su país.

La esperanza argentina está también depositada en Lionel Messi, oficialmente el mejor del mundo.

Seguirá Maradona hasta la Copa América en 2011? ¿Brillará Messi con la albiceleste? El tiempo apremia mientras que Brasil, ha comenzado su revolución.

Deja tu comentario

Recomendamos - La Bicolor