Connect with us

La Bicolor

España y Alemania a un paso de la gloria

DURBAN, (Sudáfrica), (EFE).-  España y Alemania con las mejores generaciones de futbolistas de su historia, reeditan dos años después la final de la Eurocopa 2008, en la semifinal del Mundial 2010, adonde la “Roja” llega firmando el capítulo más exitoso de su vida en la competición de mayor prestigio.

La “Furia Roja” se cita hoy con la historia y lo hace ante Alemania en un gran duelo para el fútbol.

En el estadio Moses Mabhida, el mismo escenario donde España arrancó con mal pie el Mundial 2010, con una inesperada derrota ante Suiza que le hizo estar en estado de alerta desde entonces, la “Roja” se cita con la historia. Y lo hace con un gran duelo para el fútbol. Ante la selección en mejor momento del planeta, una Alemania que ha goleado en su camino a las potentes Inglaterra y Argentina.

El reencuentro de viejos “amigos” llega con numerosas caras nuevas. Principalmente en el bando germano. España no ha necesitado grandes cambios, sí retoques de Vicente Del Bosque, quien retomó el exitoso proyecto de Luis Aragonés tras tocar el cielo en la final de Viena de la Eurocopa.

No se ha bajado de él desde entonces y con la entrada de jugadores que han rejuvenecido el plantel para ser indiscutibles -Gerard Piqué y Sergio Busquets más una lista de revulsivos-, se reencuentra en su camino con un rival que tiene nueva identidad. Al poderío físico que siempre marcó a la selección germana en su pasado, se le ha sumado una calidad técnica de mayor nivel con la entrada de nuevos jugadores como Thomas Müller y Mesut Özil. Provoca que en el mar de elogios en el que navega, sea calificada como “la mejor Alemania de la historia” por el mítico Franz Beckenbauer.

David Villa y Miroslav Klose luchan por el liderato de goleo del presente Mundial.

Llega España a la cita con la moral por las nubes, demostrando el crecimiento que protagoniza desde que fulminase sus complejos en aquellos cuartos de final de la Eurocopa ante Italia. Sabiendo competir en eliminatorias a vida o muerte. Imponiéndose al sufrimiento en momentos de fútbol poco vistoso -ante Paraguay en cuartos- o mostrando poderío cuando desata su fútbol -contra Portugal en octavos.

Sin recibir un gol desde que comenzaron los cruces del Mundial. Rescatando la cara salvadora de Iker Casillas y presumiendo de la matadora del goleador del Mundial, David Villa. El “Guaje” se quitará la espina que le quedó clavada en el último duelo con Alemania. Una lesión muscular le apartó de la gran final de Viena.

Y es que Alemania afronta el partido con un estilo de juego definido y con la confianza de sentirse sabedora de haber dejado en Sudáfrica el mejor fútbol del Mundial gracias al buen comportamiento de la joven generación que ha sacado a la luz el seleccionador, Joachim Löw.

Alemania confía en su gran generación de jugadores y en el poderío físico en relación al de sus rivales.

Ante su duelo con España, el principal reto de Löw es cubrir la baja del atacante Thomas Müller, autor de cuatro importantes dianas para el equipo, que debe cumplir un partido de sanción. La opción que más fuerza cobra es pasar al ataque a Lukas Podolski y alinear en el centro del campo al jugador del Hamburgo Piotr Troshowski o al joven talento del Bayer Leverkusen Toni Kroos.

El resto del equipo está al completo, incluido el atacante Miroslav Klose, que está a un tanto de igualar al brasileño Ronaldo Nazario como máximo anotador de toda la historia de los Mundiales.

Alemania confía en poder dejar atrás el recuerdo de la final de la pasada Eurocopa y poder clasificarse para su octava final, antesala de la intentona para sumar su cuarto título Mundial. El equipo de Löw ha crecido a medida que ha avanzado la competición y se presenta en el penúltimo escalón presumiendo de echar con goleadas a Inglaterra (4-1) y Argentina (4-0) en un camino tremendo.

Deja tu comentario

Recomendamos - La Bicolor