Connect with us

La Bicolor

Ciudad del Cabo se despidió con fiesta naranja y celeste

CIUDAD DEL CABO, (Sudáfrica), (EFE).- Un ruido agónico de vuvuzela aquí, otro allá, hoteles que vuelven a quedar con camas vacías y tiendas con anuncios urgentes de rebajas en accesorios vinculados con el Mundial de fútbol confirman que la fiesta está llegando a su fin en Ciudad del Cabo.

El ruido agónico de la vuvuzela confirma que el Mundial está llegando a su fin.

El partido de semifinales que jugaron Uruguay y Holanda en el estadio Green Point, bajó el telón como sede mundialista de la ciudad “donde todo comenzó” en Sudáfrica, hace 358 años.

El panorama colorido de hoy incorporó el vivo naranja distintivo de Holanda, así como el tricolor de su bandera: rojo, blanco y azul.

Y a medida que pasa la mañana y entra la tarde, gritos de hinchas uruguayos y holandeses compiten con el estertor alegre de otra vuvuzela, la cadencia de un blues callejero o el ímpetu de una danza nativa en las calles empedradas del Complejo Portuario de Victoria y Alfredo, a pocos metros del estadio Green Point.

La fiesta en Ciudad del Cabo llegó a su fin con los colores naranja y celeste.

La belleza de la mujer holandesa pone el toque especial a los diferentes escenarios.

Deja tu comentario

Recomendamos - La Bicolor