Connect with us

La Bicolor

Estamos en una fiesta a la que no estábamos invitados: Tabárez

Ciudad del Cabo (Sudáfrica), (EFE).- “Estamos en una fiesta a la que no estábamos invitados”, afirmó el seleccionador de Uruguay, Óscar Washington Tabárez, al comentar la presencia de su país en las semifinales del Mundial 2010.

Satisfecho se encuentra el seleccionador Washington Tabárez, por el rendimiento del equipo.

El entrenador de 63 años, recordó que el 4 de diciembre pasado, cuando se celebró el sorteo del Mundial en Ciudad del Cabo, la misma sede del crucial partido que jugará mañana su selección contra la de Holanda muchas personas, incluso un grueso sector de la empresa, les ofrecieron “el pésame”.

“Yo no me olvido de eso”, apostilló al aludir el emparejamiento que correspondió al equipo “Celeste”: con Francia, México y los anfitriones sudafricanos.

El ex técnico del Cagliari, el Milán y el Oviedo aclaró que ni él ni sus jugadores se sienten “discriminados ni menoscabados” por no haber aparecido en las quinielas.

“Las proyecciones que se hacen no eran como para dejarnos como candidatos al título. Tenemos antecedentes históricos, pero lejanos”, reconoció el entrenador, que atribuyó la campaña de la “Celeste” al sacrifico de un grupo y la confianza de un pueblo.

Admitió que jugar sin la presión de cargar un favoritismo los llenó de cierta “rebeldía”, pero admitió que de los cuatro finalistas, su equipo es el que está comparativamente en inferiores condiciones.

“Cualquiera de los otros tres equipos (Alemania, España y Holanda), y lo he hablado con mis futbolistas, tienen una gran posesión de la pelota”, sostuvo.

Pero matizó que “en los libros de entrenamientos hay formas de enfrentar a los rivales”.

Sostuvo que si Paraguay hubiera derrotado a España en el choque de octavos de final “estaba bien también”.

“No sé por qué estamos excluidos de esta posibilidad”, dijo sobre una eventual victoria hoy sobre Holanda.

“Será una sorpresa enorme pero, permítaseme que tengamos la posibilidad de pensar en eso, al menos entre nosotros”, sostuvo.

Tabárez sostuvo que de las cuatro selecciones semifinalistas, “Alemania es la mejor versión que se ha visto en el Mundial”.

Aceptó que “es superior la escuela holandesa que la uruguaya” pero insistió en que él y los suyos tienen la motivación de jugar este partido y quieren disfrutarlo mañana en el estadio Green Point, de Ciudad del Cabo.

Tabárez hizo un resumen de los problemas que afrontó para llevar a la selección de Uruguay a Sudáfrica.

“Un Mundial es una fiesta, una eliminatoria es un suplicio”, enfatizó al aludir a los dieciocho partidos del clasificatorio sudamericano y los dos de la repesca con Costa Rica.

Uruguay fue el último de los 32 países que selló su visado a Sudáfrica 2010.

Sobre lo que Uruguay y Holanda se juegan en el compromiso de hoy, Tabárez sugirió que Uruguay no tiene tantas cosas para perder como su rival, aunque sí un gran sueño para tornar realidad.

“Ser el único equipo sudamericano que sigue en el Mundial es una circunstancia. Y podía estar Paraguay, o Brasil, si hubiera jugado un segundo tiempo como el primero que hizo contra Holanda, que despertó con el empate alcanzado en forma fortuita (un error entre Felipe Melo y el guardameta Julio César)”, dijo.

 

Deja tu comentario

Recomendamos - La Bicolor