Connect with us

La Bicolor

Casillas: "El de Alemania es el partido más importante de nuestra historia"

RFEF.- El capitán de la selección española conversa con la prensa española antes de la primera semifinal en un Mundial para España. Con los galones que le dan la experiencia y la edad pero con la frescura de un joven veterano. Espontáneo y a la vez responsable, no elude ninguna cuestión de actualidad.

-A estas alturas de tu carrera, tienes un palmarés impresionante…
-La verdad es que sí, espero que podamos seguir agrandándolo mucho más, y estoy contento y orgulloso de la carrera que llevo hasta ahora.
Es un palmarés de alguien que parece aún un niño aunque pasen los años…
-No hace falta que me lo recuerdes. La gente me dice que ya tengo un aire más masculino, más que antes. Por la barba. Un día la dejé y es un poco por cambiar, por no estancarse en la rutina.

-¿Qué Mundial estamos viendo?
-Es un Mundial de campeones del mundo, de grandes selecciones que parecía que iban a estar entre los cuatro primeros, pero entre los cuatro que estamos, también hay grandes: Alemania, Holanda, Uruguay, y nosotros mismos. Son las que ahora mismo están jugando de una manera diferente, que están dando un plus más que los demás, y tienen derecho a estar entre las cuatro mejores del Mundial.

-¿Algo diferente, es un concepto de fútbol ofensivo, con mentalidad ganadora?
-Es un poco de todo. No sólo eso, sino también la forma que tienen de jugar. Somos diferentes. Alemania es la forma física, Holanda la rapidez, Uruguay es el representante del fútbol sudamericano. España es la novedad de estos años, hemos sido la selección que ha copado más elogios. Cada selección tiene su forma de jugar, pero los cuatro sabemos bien a lo que jugamos.

-¿Esperabas que Holanda estuviera tan alto?
-Dieron un golpe sobre la mesa el día que eliminaron a Brasil. Todo el mundo daba a los brasileños como favoritos, pero por el camino ha quedado una. Holanda se mostró sólida en el campo y manejó bien todos los tiempos del partido.

-¿Qué te ha sorprendido del Mundial?
-AL final siempre están ahí los mismos. En Alemania llegaron cuatro selecciones muy potentes, y esta edición ha sucedido lo mismo.
-En Alemania, nosotros no llegamos ni a cuartos… -Hemos pasado esa barrera de los cuartos de final, y ya es un hito histórico para el fútbol español.
-En España, la afición está viviendo este Mundial con una intensidad extraordinaria…
-Es una pena estar tan lejos y no poder vivirlo cada día. También es una alegría ver los mensajes que te llegan, las llamadas de los amigos,… que te hacen sentir que se está viviendo de una manera diferente. Nos alegra. Otra cosa, no. Por nuestra gente, queremos que un país entero esté con su selección a tope.

-¿Cual te ha parecido el mejor portero del Mundial?
-Me gustó el portero nigeriano, con una fase de grupos muy buena ante Argentina, por ejemplo. Me ha gustado Sketelenburg. También me gustó Neuer, el alemán. Me sorprendió, porque no partía como titular, pero la lesión de un compañero le ha hecho estar ahí, y ha demostrado su calidad. La verdad es que no me quedaría con ninguno en concreto, pero sí la novedad de alguno que no contaba.

-¿Te ha llamado la atención algo, de algún equipo en especial, en este Mundial?
-Me sorprende que los dos mejores jugadores del mundo, que son Cristiano Ronaldo y Messi, no han podido llegar lejos. Es curioso que no hayan conseguido pasar de cuartos y octavos. Esto hace ver que una selección no es sólo un futbolista, en ningún caso. Un jugador te puede ganar un torneo, como pasó con Argentina y Maradona. Pero ahora, cada día prima más el equipo. Un jugador puede estar muy bien, pero al final, todo se centra en la labor del equipo.

-¿Qué ha cambiado en España que lo que antes eran derrotas ahora son victorias?
-Un poco, ha cambiado todo. Hay una generación que se ha sabido juntar, con los seleccionadores que hemos tenido. No es trabajo de Vicente del Bosque, o en su día de Aragonés. Me acuerdo mucho de Camacho, de Iñaki Saéz, que en su momento le dieron la oportunidad a un bloque nuevo, y juntar a tantos jugadores de varias generaciones como la de Torres e Iniesta, con la nuestra de Xavi, Marchena, Puyol,… no es fácil. Se ha consolidado un bloque que lleva trabajando cuatro años atrás.

-En España se triunfa antes en las Selecciones que en los clubes, con quince o dieciséis años conseguís triunfos, y ése es mérito de hombres como Iñaki Sáez…

-Iñaki, además, se ha visto miles de partidos de gente de cantera. Es un enfermo del fútbol, le encanta verlo todo, da igual chavales de catorce años que absoluto. Todo suma. En categorías inferiores, las selecciones españolas han dominado claramente durante mucho tiempo.

-En el tiempo de Ángel María Villar en la presidencia de la RFEF, España tiene más de sesenta títulos europeos y mundiales… Y sólo uno de fútbol profesional, el de 2008…

-Sólo había que tener un poco de paciencia, y ganarse el respeto del fútbol mundial. Hasta hace poco era impensable ver un español en las listas para ganar el Balón de Oro, o el FIFA World Player, y estar en los onces ideales de todas las competiciones,… Llevamos dos o tres años con los españoles ganando títulos con sus clubes, con la selección. Es importante para el fútbol español.

-Por eso hay que decir que es un trabajo global de todo el fútbol español…

-A Xavi le conozco desde el 97, somos amigos, mantenemos contacto fuera de las concentraciones. Son muchos años y hemos crecido juntos en el mundo del fútbol.

-El ambiente de trabajo es intenso pero extraordinario. ¿Se disfruta tanto entrenando como jugando?
-Sí, se ha conseguido por la buena relación entre nosotros, porque nos hemos conocido cuando éramos jóvenes, los que vienen son amigos de tus compañeros… Es el caso de Xavi con gente como Busquets, Pedro, Valdés. O Sergio Ramos con Jesús Navas, que parece que son hermanos, y con Marchena. Eso te facilita conocer a la gente. Dentro del grupo, cada cual se siente mejor con quien quiere.

-Esa es labor también de capitán, y ahora tú eres el capitán en España y en el Real Madrid…

-Creo que he tenido suerte en el mundo del fútbol. Tuve cuando empecé en el fútbol a capitanes como Hierro, Raúl, Abelardo,… Gente muy importante en nuestro fútbol a la que observar y de la que aprendí. Me quedo con lo mejor de cada cual, que han sido muchas. Ahora me toca vivirlo a mí, soy el veterano. Vienen los jóvenes, Cesc, Busquets, Navas,… Trato de transmitir lo que aprendí entonces. Es curioso porque ahora me siento un chaval, pero me preguntan a mí, te miran con respeto pero al final terminamos vacilando… Vienen con desparpajo, y en general son todos muy buena gente.

-Ahora ya no se lleva el autoritarismo, decía el otro día Vicente del Bosque…

-Creo que aquí la opinión de cada jugador es importante, desde el que lleva menos internacionalidades como puede ser Javi Martínez, o el caso de Valdés, como el que más tenga. La opinión de todos vale, en general.

-Hablemos del equipo. ¿La técnica tan buena de los jugadores solapa a lo táctico y lo físico en esta selección?
-Creo que tenemos de todo muy bueno. La gente juega ahora a que España no juegue al fútbol. Es la conclusión a la que llego de los partidos que llevamos. Hasta hace poco, sorprendimos con nuestra forma de jugar, éramos una selección emergente, y empezamos a ganar a selecciones importantes como Inglaterra, Italia, Alemania,… Ahora a la Selección de España la conoce todo el mundo, nos ha copiado gente, nos han visto, y han dicho: o defendemos, corremos y nos cuidamos de ellos, o éstos nos vuelven locos. Nos pasó en el caso de Suiza. Ellos sabían que tenían que luchar y pelear como el que más para hacer algo contra nosotros. Igual con Chile, Honduras, Portugal y el último de Paraguay. Trataron de no dejar jugar a España de cualquier forma posible.

-En un partido de España, de cada tres minutos, el rival tiene el balón en uno, con lo que tiene que aprovechar el poco tiempo que juegan a atacar…

-Los contrarios buscan acciones a balón parado, en córner, porque saben que ahí pueden sacar provecho de las ocasiones de gol.

-Tenemos una selección con mucha presencia de jugadores del FC Barcelona. ¿Se te hace raro cuando lo piensas?
-No se me hace raro. En este caso, el Barcelona tiene muchos jugadores internacionales españoles, y eso hace que Del Bosque pueda tener más facilidades para traerlos de allí. Están haciendo un gran trabajo y una gran labor y es normal que el seleccionador se fije en el Barcelona.

-Entonces, ¿España juega con el sello del Barça?
-El míster siempre lo dice, que la Selección tiene que jugar con el sello de los equipos españoles. El Barcelona lo ha hecho bien en los últimos años, pero el Real Madrid, o el Valencia, también tienen cosas buenas. Es un poco de todo. El seleccionador coge lo mejor de cada club para llevarlo a la selección.

-¿Aún estamos con los pies en el suelo, o ha cambiado algo?
-Rotundamente, sí. No pensamos en otra cosa ahora mismo que no sea Alemania. Ni yo ni cualquier otro jugador. Eso se ve en el ambiente, estos días. Todos tenemos nuestros sueños y pensamos en llegar a Madrid, si lo hiciéramos como campeones del Mundo. Pero nuestro primer objetivo es ganar la final contra Alemania.

-¿Tienes la sensación de que aún siendo cuartos, os recibirán en España como a héroes?
-Nosotros no hemos venido aquí para ser cuartos. Vamos a luchar contra Alemania lo mejor posible para llegar a la final. Queremos llegar hasta el final pero no pensamos en la final. Pensamos sólo en Alemania. Es nuestro único objetivo. Sinceramente, por lo que conozco a mis compañeros, sé que no hemos venido aquí a quedar cuartos. Ahora mismo, la ilusión la tenemos puesta, como todo el mundo, porque soñar es gratis, en hacer lo más. Pero sabemos que el de Alemania es el partido más importante de nuestra historia, por encima de la final de la Eurocopa en Austria.

-¿Tanto?
-Sí, mucho más. Personalmente lo siento así. La Eurocopa pasó, fue un éxito rotundo, fue fenomenal. Todos sacamos nuestra bandera y la llevó a lo más alto de su casa. Pero ahora, por lo que estamos viendo, éste es el partido más importante para España desde hace mucho tiempo.
-Parece que la Eurocopa pasó hace mucho tiempo, por la intensidad de este Mundial…

-Más que nada por la gente. Este año, yendo por la calle, la gente no te decía lo bien que lo hicimos en la Eurocopa. La gente pregunta y te dice que hay que ganar el Mundial. Hemos ganado la Eurocopa hace dos años, y hacía más de cuarenta años que no se ganaba, y yo siempre digo que habrá que disfrutar la Eurocopa. Pero la gente quiere el Mundial. Es lo que piensa la gente.

-Enfrente tenemos una Alemania renovada, con gente joven y revelaciones importantes…

-Creo que es la mejor selección del Mundial. Quien gana por cuatro a uno a Argentina y cuatro a cero a Inglaterra tiene que tener algo. Es curioso que es un equipo joven, que ha traido a cuatro o cinco jugadores de la Sub-21. Pensemos que Alemania fue finalista en 2002, y en 2006 fue semifinalista, y tercera. Algo tienen. No hablamos de una selección que llega al final por casualidad. Es fruto del buen manejo del seleccionador, de la gente, saber ir renovando ilusión.

Cambiando de tema. ¿Cómo se para un penalti como el de Paraguay?
-Es intuición, información, un poco de todo. Por mucho que yo sepa cómo suele hacerlo el delantero, y me tire hacia el lado que creo bueno, si la pega arriba, es difícil que llegue. Sabía la situación que había, que era vital para Paraguay, y el lanzamiento no fue muy al lateral. Por suerte, cayó hacia mi lado. Si hubiese elegido el otro, hubiese sido gol.

-¿Estás al tanto de lo que pasa en el Real Madrid?
-Sí, como todo el mundo, pero ahora mismo sólo me interesa el Mundial. Exclusivamente.

-¿Te ves sujeto a presiones sobre tu vida privada que no responden a los códigos que se mantienen en el mundo del fútbol?
-Sinceramente, ya no me sorprende nada. Bueno, sí me sorprende que con gente como yo que no me dedico a hablar de mi vida, ni a venderla, qué necesidad hay de vender la vida de los demás. Alguno que me oiga decir esto pensará que me da morbo hablar de esto. Sí me molesta que la prensa deportiva no me juzgue sólo por si paro un balón o lo despejo o lo haga mal, y sí por otras cosas. No me he metido en la vida privada de nadie. Siempre hay casos y casos, pero me llevo bien con la gente. Entiendo la crítica, buena o mala, siempre que sea con respeto. Ningún problema. Siempre me enseñaron que lo último que se puede perder es el respeto. Sólo pido lo mismo para mí.

-De todos modos, ¿por qué es difícil entender que con estabilidad personal, el trabajo siempre es mejor?
-Si todo tu entorno, tu gente, tu familia, están todos bien, tú también estás bien. Es una ley máxima. Como si algún amigo tuyo tiene un problema, que tú estés más triste.

-Por último, ¿qué les dirías a chicos jóvenes que quieren ser como Iker?
-Que no se obsesionen por llegar a primera división o ser un jugador súper importante. Lo importante es trabajar cada temporada con constancia, y que las cosas, el día menos pensado, llegan solas.

Deja tu comentario

Recomendamos - La Bicolor