Connect with us

Tenis

Serena Williams utiliza el tenis para abrir escuelas en África

Londres. (EFE).- Serena Williams, campeona del torneo de Wimbledon por segundo año consecutivo, aseguró que el tenis es su manera de atraer la atención de la gente para dirigirla hacia lo que realmente le interesa: “abrir nuevas escuelas en África”.

Serena Williams, campeona del torneo de Wimbledon por segundo año consecutivo, aseguró que el tenis es su manera de atraer la atención.

“Me gustaría ser recordada como una tenista, pero sobre todo por lo que realmente hice para inspirar a otras personas y ayudarlas”, indicó la menor de las hermanas Williams, que logró ayer su décimo tercer título de un Gran Slam.

“Siempre planeo hacer más cosas y lo que tengo que seguir haciendo en África para dar a los niños oportunidades de ir a la escuela en América, porque allí es diferente”, explicó la mejor tenista del momento, que utiliza su popular imagen para contribuir en proyectos de cooperación y desarrollo en el tercer mundo.

Recién coronada por cuarta vez campeona en el All England Club, tras vencer en dos sets a la rusa Vera Zvonareva, Serena habló de sus aficiones, “leer, ver películas, ir de compras” y del cariño que siente hacia su familia y sus perros.

Dijo que son esas en las cosas en que piensa y no en el número de títulos que debe alcanzar para superar a ex jugadoras como la checa Martina Navratilova, con 18 “Grandes” en su vitrina o a la alemana Steffi Graf, con 22.

“Hay cinco personas por encima de mí. No sabía que yo era la sexta o séptima en la lista, no pienso en eso”, respondió la jugadora al ser preguntada por si era consciente de que ya había sobrepasado los trofeos de la estadounidense Billie Jean King, con la que  estaba empatada.

Felicitada nuevamente por su servicio, con el que logró 89 “aces” durante el torneo, Serena dijo que sí había sido muy consistente en la competición, pero que no se imaginaba poder llegar a sacar así, ya que en las sesiones de entrenamiento con su padre esa era la asignatura menos atendida por ella y su hermana.

“Siempre estaba charlando con Venus mientras servíamos. Nos reíamos y jugábamos. No nos tomábamos en serio el servicio”, recordó la número uno del mundo, a sus 28 años, que valoró su juego durante esta competición como una especie de “práctica o entrenamiento”.

“Sinceramente no creo que jugara mi mejor tenis. Sentía como que mis golpes se iban fuera, sobre todo en la primera semana. Y simplemente me sentía más practicando que en un partido, me conectaba tarde”, explicó.

La norteamericana, que consiguió el 94 por ciento de los puntos en su primer servicio, evitó hablar de sus planes para el futuro y dijo que siempre intenta “estar sana y hacerlo lo mejor que puede. “Nunca pienso sobre cuánto tiempo voy a jugar”, añadió.

Deja tu comentario

Recomendamos - Tenis