Secciones: La Bicolor

De la samba al llanto

REDACCION DEPORTES.- La entusiasta afición brasileña, incondicional seguidora de su selección de fútbol, pasó hoy de la fiesta y la samba a las lágrimas y la desesperación, después que la Canarinha cayera eliminada por Holanda en los cuartos de final del Mundial de Sudáfrica.

Decenas de miles de personas ataviadas con banderas brasileñas y perfectamente uniformadas con los colores del equipo se congregaron en la céntrica plazoleta del Vale do Anhangabaú, en Sao Paulo, para seguir en una pantalla gigantesca el encuentro, que se disputaba en la ciudad sudafricana de Puerto Elizabeth.

Ads

La hinchada entró en estado de éxtasis cuando en el minuto 10 del primer tiempo Robinho marcó el primer tanto del partido y saboreó con tranquilidad el descanso con ventaja en el marcador.

Pero las cosas cambiaron de signo en la segunda parte. Un error de Felipe Melo que acabó con gol en propia puerta tornó el semblante de la afición que, todavía con confianza en su equipo, empezaba a sentir los primeros nervios.

Ads

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies.