Connect with us

La Bicolor

Mensah, de Segunda B a los cuartos de final de un Mundial

MUNDODEPORTIVO.ES.- Seguro que más de un seguidor del Granada debe haberse preguntado que cómo es posible que Jonathan Mensah no jugara en su equipo y haya acabado como capitán de Ghana en la Copa del Mundo.

A sus 19 años es una de las grandes revelaciones de esta Copa del Mundo. Gran parte del mérito lo tiene el técnico serbio de la selección africana, Milovan Rajevac que ante la sorpresa general lo incluyó en la lista definitiva.

Rajevac ya le había hecho debutar ante Malawi y le puso de titular ante Bosnia Herzegovina antes del Mundial. Jonathan no pudo disputar la Copa de África que se realizó en Angola, por estar lesionado, porque Rajevac ya tenía previsto convocarle.

El entrenador serbio llevaba dos años trabajando en Ghana y conocía al jugador que formó parte del equipo de Ghana que ganó el Mundial sub 20. Jonathan Mensah empezó a despuntar en los clubs ghaneses de Ashanti Gold (2006-2008) y los Free State Stars (2008-2010). En este último club fue donde el Udinese italiano, que trabaja muy bien con los jóvenes, le fichó esta temporada y le cedió en el mercado de invierno al Granada.

Los andaluces argumentan que en el equipo ya había dos jugadores de experiencia como Iván Amaya y Diego Mainz que le cerraron las puertas de la titularidad y apenas si jugó unos minutos, pasando…¡al filial, al Granada B!

Alguien debería pedir explicaciones a los técnicos del Granada por su falta de visión para valorar la capacidad de este futbolista polivalente, defensa excepcional.Milovan Rajevac, seleccionador de Ghana, destaca de Jonathan sus tremendas “ganas de aprender, su seriedad táctica, así como su colocación y contundencia. Es , además, muy rápido, para su envergadura”.

Su protagonismo en esta Copa del Mundo ha sido grande. Fue a él a quien le hicieron el penalti con el que empató Ghana ante Australia, por medio de Asamoah Gyan. Se ganó la confianza de Milovan Rajevac con su esfuerzo. Desde entonces figura en el once inicial del equipo africano, que es ahora el equipo local de toda Sudáfrica, de todo el Continente Negro.

 Baste una prueba de ello en el hecho de que el Comité Organizador del Mundial 2010 ha pedido a los seguidores de los Bafana Bafana que acudan al campo, el viernes que juegan ante Uruguay, con banderas de Ghana o ropa del color de la bandera del país “hermano”. También se ha pedido a la gente que en la calle apoye a Ghana, “el equipo de África”.

Ahora, la frustración de Jonathan es que está sancionado y no podrá jugar ante Uruguay el partido de cuartos de final, algo histórico para su país, para toda África. Depende de sus compañeros que pueda despedirse del Mundial jugando. Si pasan a semifinales…

Mensah, seguro, que volverá a la disciplina del Udinese, o será cedido a un equipo que le haga más caso que el Granada. Jonathan vive una historia increíble

Deja tu comentario

Recomendamos - La Bicolor