Connect with us

La Bicolor

Honduras enarboló la bandera del honor

Para la prensa internacional, Honduras mostró su mejor cara en este juego y se despidió con dignidad.

REDACCION DEPORTES.- Luego de su agónica clasificación a los octavos de final del Mundial de Sudáfrica 2010, los principales medios de comunicación impresos de Chile e internacionales, reconocieron los méritos de su combinado, no sin antes alabar la dignidad del conjunto catracho que consiguió la igualdad sin goles ante Suiza, sentenciando la clasificación del conjunto sudamericano, pese a la derrota 2×1 sufrida ayer ante España.

Para algunos medios de comunicación de esa nación, Honduras se despidió como los grandes de la justa mundialista en un compromiso que se le negó el gol, pero que al fin de cuentas los deja satisfechos por el logro alcanzado hasta ahora.

El sueño mundialista continúa en Sudáfrica

Marcelo Bielsa no quería estar pendiente del duelo entre Honduras y Suiza. Quería entrar a ganar al estadio Loftus Versfeld y pasar primero en el grupo. Quería demostrar que el buen fútbol de la “Roja” en el Mundial no había sido casualidad.

Pero errores torpes complicaron la tarea y la igualdad de centroamericanos y europeos al final terminó ayudando. Y mucho. Porque España, que mostró su mejor fútbol en el Mundial, derrotó a la selección nacional por 2-1 y se clasificó como líder del Grupo H y se medirá contra Portugal.

Ahora, a Chile se le viene otro “cuco”. Quizás el peor de todo. Por diferencia de goles los nacionales quedaron en el segundo puesto y en octavos de final chocarán con el Brasil de “Dunga”. Eso será el lunes 28 de junio a las 14:30 horas de Chile en Johannesburgo. (EL MERCURIO).

Honduras se despide con honor

Suiza dominó todo el partido pero demostró falta de pegada. Honduras pudo marcar a la contra en varias ocasiones y demostró tener buenos jugadores individualmente. Ni la necesidad de marcar primero uno y luego dos goles para clasificarse alteró a Suiza, demasiado plana en la parcela ofensiva.

El fútbol de Suiza fue puntual una vez más con la desidia y la falta de cariño al balón, salvo honrosas excepciones -léase Barnetta e Inler-. Los de Hitzfeld necesitaban ganar por dos goles de diferencia a Honduras, si es que no querían participar en la orgía de números en que andaban las calculadoras de medio mundo. Por su parte, Honduras apeló desde el primer momento a un concepto tan puro y ajeno a algunas selecciones -Italia, Francia- como es el ‘honor’. Bien por Honduras.

Honduras demostró una vez más tener buenas intenciones, algo que al menos le valdrá para ganarse la simpatía de la afición mundialista. En este tipo de encuentros, los únicos que se pueden poner las botas son los ojeadores internacionales. Ya que no hay fútbol, al menos sí hay buenos futbolistas, uno por uno. Uno de ellos es el lateral hondureño Álvarez, jugador del Bari italiano, rapidísimo e incisivo por la banda derecha. Y en la izquierda, Ramón Núñez, de 24 años, demostró que si estuviera más pulido en una liga de mayor nivel, estaría en Europa.

Los suizos no perdieron su habitual frialdad: ni cuando necesitaron un sólo gol se sobresaltaron ni se pusieron nerviosos. No fue por falta de ganas, sino de calidad, por el motivo que no ganaron. Honduras, que enarboló la bandera del honor, se marcha de Sudáfrica con la seguridad de que ha sido uno de los equipos que mejor nos ha caído de todo el Mundial. (AS.COM)

Una clasificación que no ahuyenta los viejos fantasmas

Con una merecida y deslavada derrota ante España por 2-1 Chile logró su objetivo de pasar a la segunda ronda del Mundial de Sudáfrica gracias al empate de Honduras con Suiza.

El equipo de Marcelo Bielsa condensó en 45 minutos buena parte de todos los errores del fútbol chileno, reflejados en la torpeza de Jorge Valdivia y la mala salida de Claudio Bravo para el gol de David Villa y una nueva falla con el balón de Gonzalo Jara que facilitó el gol de Andrés Iniesta.

Otra historia es la expulsión de Marco Estrada. En la jugada puntual de la segunda amarilla el juez mexicano Marco Rodríguez se equivocó pero lo había perdonado  en una jugada anterior.

Lo peor de todo es que incluso con esos inconvenientes y con una formación sin centrodelantero Chile logró llegar con mucho peligro al arco rival.

Al entretiempo Bielsa hizo un par de cambios de esos que cuesta entender de buenas a primeras, al hacer entrar a Esteban Paredes y Rodrigo Millar y sacar a Mark González y Jorge Valdivia. Sin embargo ahí se mostró la nueva cara que ha tenido la Roja en estos años, que logró revertir el escenario dramático y volver a complicar a los hispanos, como lo hizo en buena parte del primer tiempo.

Todo se coronó con el gol de Millar, un fino remate desviado por la defensa española. Después tocaba resistir con un hombre menos a un cuadro poco brillante pero lleno de figuras. Se hizo con no mucha elegancia y mostrando la faceta de contención que a Bielsa no le gusta lucir.

Mientras tanto Honduras jugaba con toda dignidad ante Suiza y conseguía la igualdad sin goles que le dio su primer punto en el torneo y que sentenció la clasificación de Chile. En octavos de final espera Brasil, un equipo también de gran cartel pero de bajo rendimiento hasta ahora.

La Roja pasó y comenzaron a sonar las bocinas en las calles de Santiago. Los jugadores, por suerte, mostraron su disconformidad con el rendimiento que tuvieron en Pretoria, reflejando las ganas de dejar atrás los fantasmas que ayer aparecieron con demasiada recurrencia y poder crear una nueva historia.

Deja tu comentario

Recomendamos - La Bicolor