Secciones: La Bicolor

Messi – Márquez, amigos y rivales

JOHANNESBURGO, (AFP) – Después de ganarlo todo como compañeros de equipo en el Barcelona, el defensa mexicano Rafa Márquez y el atacante argentino Lionel Messi serán enemigos enfrentados el domingo, donde sólo uno de los dos se llevará el premio de seguir en el Mundial-2010.

El césped del estadio Soccer City de Johannesburgo será escenario de este duelo entre el ‘Kaiser de Michoacán’ y ‘La Pulga de Rosario’, donde el ganador se instalará en cuartos de final de la cita ecuménica.

Ads

Márquez y Messi han sido compañeros de faena por las últimas seis temporadas en el club blaugrana, ganando campeonatos de la Liga española y la Liga de Campeones europea, pero ahora serán los capitanes de sus respectivas selecciones, y estarán pasándole a sus compañeros secretos de cómo juega uno y otro, porque se les avecina una guerra, y en la guerra todo vale.

El mexicano asegura que a Messi hay que marcarlo en grupo, más que individualmente.

Ads

“Hay que estar bien juntos, no darle espacios y tratar de que tenga menos la pelota”, acotó Márquez.

De su psicología de defensa central o mediocampista de contención, Márquez revela cómo pararle los pies a Messi para que no haga tanto daño,

“Lo conozco bastante bien a Leo y la verdad que es muy dificil de pararle, pero trataremos de cerrarle espacios, tratar de tener muchas ayudas porque sabemos que a Leo es muy dificil quitarle el balón, tiene muy buena conducción, te cambia de ritmo en cualquier momento”, destacó Márquez el viernes.

Messi hasta ahora no ha hablado sobre cómo burlar a Márquez, y a los otros defensas mexicanos, pero el silencio a veces dice más que mil palabras.

No será la primera vez que Leo y el Rafa se enfrenten defendiendo los colores de sus respectivas selecciones.

Hace tres años se midieron por primera vez en la Copa América en Venezuela, donde Argentina, entonces al mando de Alfio Basile, consiguió un contundente triunfo de 3-0, con Messi anotando el segundo de esos goles.
 
Márquez fue el defensa central de ese equipo mexicano, dirigido entonces por Hugo Sánchez.

Curiosamente, Márquez y Messi debutaron profesionalmente a la misma edad, a los 17 años. Sólo que, cuando el michoacano daba sus primeras patadas con el Atlas de Guadalajara, el rosarino era un pibe de 9 años, al que llamaban ‘La Pulga’ por su pequeño tamaño, que ya asombraba en las categorías infantiles del club Newell´s Old Boys.

Márquez dio el gran salto a Europa a los 20 años, fichado por el AS Mónaco de Francia, tras su destacada actuación en la Copa América 1999 en Paraguay. Messi lo hizo a los 11 años, directamente a las categorías juveniles del Barcelona, que le pagó el tratamiento de 900 dólares mensuales para su enfermedad por deficiencia de la hormona de crecimiento.

Rafa fichó por el Barcelona el 3 de septiembre de 2003, para convertirse en el segundo mexicano en la historia en jugar con ese club, después de Horacio Casarín, máximo goleador mexicano de todos los tiempos, con 263 dianas.

Un año después, el 16 de octubre de 2004, el técnico Frank Rijkaard hace debutar a Messi contra el Espanyol. Fue precisamente esa temporada 2004-05, en la que Márquez se consolidó como titular del Barça.

Mientras Messi tiene un futuro por delante, y otros Mundiales, Rafa Márquez está tomando esta cita de Sudáfrica como su despedida de los conciertos ecuménicos.

“Estoy pasando por uno de mis mejores monentos futbolísticos y personales, y no me queda más que disfrutar de esta oportunidad que tengo de un Mundial”, aseguró. “He dicho que puede ser que éste sea mi último Mundial por mi edad. No me veo llegando con 35 años al otro Mundial, pero ya Dios dirá”, apuntó.

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies.