Connect with us

La Bicolor

Suiza no quiere quedarse…

BLOEMFONTEIN-SUDÁFRICA.-  La selección de Suiza hizo hoy su último entrenamiento de cara al juego contra Honduras, a las 12:30 del mediodía hora de Honduras y a las 8:30 p.m. hora local en Bloemfontein.

Los suizos deben ganarle a Honduras y esperar que España empate o pierda.

La práctica se realizó en horas de la tarde en la cancha del Central Technology University, ya que la FIFA pidió a Suiza y Honduras no hacer el reconocimiento oficial al estadio Free State, para que esté en perfectas condiciones este día.

 Suiza se dispone a dar el mayor salto dado en una Copa del Mundo desde que en 1950 acabara en la sexta posición final.  La nueva generación de futbolistas suizos, dirigidos por Ottmar Hitzfeld, pretende hacer historia, ganándole  a Honduras y avanzando.  Suiza es uno de los países que más han crecido, futbolísticamente hablando en este Mundial.

El arquero Diego Benaglio sólo ha recibido un gol de España, y Honduras quiere hacerle tres.

Las jóvenes figuras, que triunfan ya incluso en ligas de gran entidad, ha supuesto, sin lugar a dudas, una nueva perspectiva en el fútbol suizo. Los helvéticos ya no son aquella “inocentona” selección.

Los  jugadores a seguir en el cuadro europeo son, el arquero Diego Benaglio que milita en el  Wolfsburgo campeón alemán,  el lateral Stephan Lichsteiner ocupa con solvencia el carril derecho  de la Lazio de Italia, el veterano central Stéphane Grichting es una leyenda en el Auxerre de Francia,  Alexander Frei y  Blaise Nkufo, serán los delanteros que encaren a la zaga hondureña.

El técnico Ottmar Hitzfeld, haciendo conciencia a sus jugadores para que ganen ante Honduras.

 Los suizos deben ser conscientes de que su éxito particular radicará en lograr arrebatar la segunda plaza del Grupo H a España y clasificarse a costa de Honduras.

Por: Marcial T. XATRUCH
Fotos: Roxne ROMERO
Enviados Especiales

Deja tu comentario

Recomendamos - La Bicolor