Secciones: Más Deportes

"Jaque mate" a la visita de Kasparov a Honduras

Redacción Deportes.- El considerado mejor ajedrecista de todos los tiempos, el ruso Garry Kasparov, ya no vendrá a Honduras. ¿La aparente causa? la falta de diligencia de las autoridades migratorias hondureñas, que aprobaron demasiado tarde su solicitud para ingresar al país.

Los miembros de la Federación Hondureña de Ajedrez, se hicieron presente hoy desde tempranas horas de la tarde a la terminal aérea de Toncontín, pero su desazón fue mayúscula cuando se dieron cuenta que Kasparov nunca abordó el avión que lo trasladaría a Honduras proveniente de Costa Rica.

Ads

El problema radica en que las autoridades hondureñas pedían que el ex campeón mundial de ajedrez tuviera visa estadounidense con vigencia de un año, pero la misma vencía en noviembre del 2010.

Al ser informadas las autoridades migratorias acerca del inconveniente, comenzaron a gestionar un permiso especial para propiciar su arribo a territorio hondureño, pero habrían tardado demasiado tiempo en aprobar el mismo, lo que motivó a Kasparov a tomar un vuelo que lo condujo finalmente a la ciudad de Nueva York,  ya que no encontró cupo en ningún vuelo rumbo a Honduras.

Ads

Al conocer esta situación, las autoridades que rigen el ajedrez en Honduras manifestaron su pesar por haber perdido la posibilidad de albergar a una figura de carácter mundial como Kasparov, la cual podría no repetirse.

“Nos da mucho pesar que una eminencia del ajedrez como lo es Gary Kasparov no haya podido llegar a nuestro país, trataremos de hacer nuevas gestiones con su representante para gestionar de nuevo su visita”, dijo Luis Vallejo, tesorero de la federación.

El principal objetivo de la llegada de Kasparov  a Honduras, era promover la candidatura de su eterno archirrival y ahora entrañable amigo,  Anatoly Karpov, para la presidencia de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE), misma que desde hace 15 años está controlada por Kirsan Ilyumzhinov.

Durante su estadía en Costa Rica, Kasparov concedió una interesante entrevista al diario La Nación de aquel hermano país, la cual encontrará reproducida a continuación.

 ¿Realmente usted fue un genio del ajedrez por haber ganado su primer campeonato de Rusia a los 13 años y mundial a los 22?

Es una pregunta rara porque soy la última persona para justificar mis credenciales. Mucha gente puede lograr grandes resultados en alguna actividad, teniendo en cuenta sus habilidades naturales, y así superar a otros. Con esta pregunta podemos entrar en una discusión sobre las habilidades naturales; por muchos años fui mejor que los otros, pero si eso me califica como un genio no lo sé, y, para ser sincero, no me interesa.

En 1996, ¿cómo logró vencer a Deep Blue (computadora de IBM) y por qué perdió en 1997?

Fueron dos partidas y las traté como un gran experimento, pero tuve muchas diferencias con IBM sobre las condiciones en que se desarrolló la partida del ‘97. Ahora hay máquinas más poderosas que Deep Blue, pero todavía creo que los humanos pueden pelear.

 ¿Alguna vez la máquina vencerá al razonamiento humano?

Sí, no hay ninguna duda de que las cosas se ponen mejor cada año, claro que el poder de calcular crece dramáticamente. Hoy hay software que puedes correr en una laptop y que es más poderoso de lo que fue Deep Blue 15 años atrás.

Usted criticó mucho y se enfrentó a Anatoly Karpov por su posición acerca del régimen soviético.

¿Por qué ahora lo respalda en la candidatura de la FIDE?

Nuestros desacuerdos fueron por nuestra rivalidad en el ajedrez, peleamos por el título mundial, pero ahora estamos peleando juntos porque creemos que el ajedrez que nos llevó a tanto está cayendo, está desarmándose desde las bases. Es natural para dos grandes campeones juntarse y hacer que las cosas funcionen.

Ahora, metido en la política de manera tan directa contra Vladimir Putin (presidente de Rusia), ¿ha sentido temor por su vida?

Cuando se reta el régimen no democrático, sea en cualquier lugar del mundo, uno tiene que preocuparse hasta por la seguridad física, pero uno lo hace, cualquier acción tiene una consecuencia.

 ¿Qué desea cambiar tanto en la FIDE como en su país?

Quiero que mi país vuelva a la democracia totalmente funcional, Rusia es cualquier cosa menos democracia, no estamos peleando por las elecciones, estamos peleando por tener elecciones.

En FIDE hay una elección, pero es cualquier cosa menos democrática, queremos pasar de dictadura a democracia, lo que queremos es darle voces a las federaciones, queremos quitarle el poder al presidente y a sus colegas, quienes por 15 años no han hecho nada más que promoverse.

 ¿Su intención es llegar a ser presidente de Rusia?

En mi vida quiero hacer una diferencia, no hago planes muy lejanos al horizonte, estoy ocupado apoyando al ajedrez, y por Rusia, y aquí déjeme repetir, no estamos peleando por ganar las elecciones, estamos peleando por tener elecciones, por volver a la democracia; cuando pase, ahí veré.

 ¿Aún juega ajedrez?

No lo hago. Para jugar ajedrez se debe dedicarle tiempo completo.

 ¿Cómo mantiene la mente en forma, como lo hacía antes?

Para mantener la mente ejercitada no hay que jugar ajedrez, leer es un buen ejercicio.

 ¿Se considera, o se consideró, un genio terrible, como lo fue alguna vez Bobby Fisher?

Bobby Fisher fue un individuo con problemas, fue una gran tragedia para el ajedrez –murió en el 2008 por una enfermedad renal–.

¿Es usted en realidad el más grande de todos los tiempos?

Como campeón del mundo hice mucho por promover mi juego, eso es lo que puedo decir.

 ¿Cómo describiría al ajedrez?

Es un gran juego, de ciencia y posibilidades, pero también es un deporte, la gente puede estudiarlo.

 ¿Recuerda cuál fue su partida más difícil?

Jugué muchos campeonatos del mundo, todos fueron muy difíciles, duraría demasiado recordarlos. Colaboró en la traducción. (Entrevista tomada de La Nación).

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies.