Connect with us

Embajadores

Rambo León: Vi morir mi sueño, pero hay gente en el mundo que no tiene qué comer

NELSPRUIT, SUDÁFRICA.- Con una frustración inocultable, la sonrisa que siempre lleva de pronto desapareció como por arte de magia, pero estuvo allí y  siguió muy de cerca el desempeño de sus compañeros frente a Chile, se le notaba incómodo y ¿cómo no?, si es que de no ser por una desgracia él debió estar en la cancha.

Julio César “Rambo” León

Al final del encuentro accedió a conversar con LA TRIBUNA, habló del juego contra los chilenos, su lesión y sus incomodidades.

Aclara que se va del mundial porque ya nada tiene que hacer, establece que está al margen por lesión, sin embargo dice que siente una cólera interna, habla de un malestar, pero no se atreve a exteriorizar nada.

“Claro que me voy por lesión, son casi ocho milímetros que tengo, eso no es una pendejada”.

¿Qué análisis hace del partido?
Bueno, creo que en el primer tiempo fue muy peleado, creamos acciones en la que no pudimos ser determinantes.

¿Qué sentías afuera?
Unas ganas inmensas de estar adentro, es normal que eso pase, lamentablemente para mí, esto terminó.

¿Cómo maneja la frustración de no poder estar?
Silencio por un instante, vos entre cortada,  responde, es algo difícil porque luchamos muchos años para llegar aquí y en el momento menos esperado te das cuenta que tus sueños e ilusiones están muriendo, pero de a poco voy superándolo.

¿Sueña con otro mundial?
Hay que sonreír siempre, yo vi morir mi sueño, pero hay gente en el mundo que no tiene qué comer, hay cosas más importantes que jugar un mundial.

¿Cuénteme sobre su lesión?
Empecé a sentir molestias en la columna, pero ahí no pasó nada, fue de repente que empecé a sentir un poco pesada la pierna y el muslo, y bueno, lastimosamente, muchos decimos que estas son cosas que Dios nos tiene preparadas, pero aquí no se trata de Dios sino de otras que prefiero abstenerse.

¿Qué sintió cuando le comunicaron que estaba fuera del mundial?
No como ni duermo bien, pienso en todo lo que luché junto a mis compañeros por estar acá, he llorado mucho, pero voy a levantarme.

¿Te quedarás con el grupo hasta donde llegue?
No, yo me voy, para mí se terminó todo acá, me voy a recuperar lo más rápido posible porque me tengo que presentar al Parma si Dios lo permite, esperando quedarme ahí con el nuevo entrenador.

¿El técnico chileno, Bielsa, habló bien de usted?
Siempre se habla de los que no estamos, sin embargo lo mejor es apelar al equipo como figura.

¿Qué incomodidad física sientes por esa lesión?
Bueno, ahora gracias a Dios ya pasó todo, ya no siento el dolor, simplemente me duele un poco cuando quiero caminar rápido, es un músculo muy delicado, lastimosamente no puedo hacer nada, debo esperar unos 15 días, hacer unas terapias, después empezar sesiones de masaje para que el músculo se extienda y el hematoma desaparezca.

¿Alguien le pidió quedarse con el equipo?
Todos querían que siguiera inscrito como que no pasaba nada, pero no soy mezquino y preferí que le dieran la oportunidad a un futbolista que físicamente esté en buenas condiciones.

¿Jerry Palacios?
Excelente, excelente, pienso que él ha venido haciendo bien su trabajo y cuando estuvo acá en la selección.

¿Cómo se va de Sudáfrica?
Me voy con la amargura de no poder darle a mi gente lo que se merece y no poder demostrarle al mundo mi fútbol, que pertenece a Honduras.

¿Se va molesto?
¿Molestó? Ja, ja, ja, si hablamos de estar molesto, tengo una cólera interna que mejor no hablar.

¿Escondes algo cuando dices que prefieres no hablar del tema?
No, me lo tengo para mí mismo y bueno, espero que en el trascurso del tiempo esto nos deje una experiencia.

¿Hoy no puedes hablar con honestidad?
No, prefiero callar aunque dicen que el que calla otorga.

¿Hubo alguna confrontación?
No voy a decir nada.

¿Se va por una lesión o no?
Claro que me voy por lesión, son casi ocho milímetros que tengo, eso no es una pendejada.

¿Para dónde y cuándo te vas?
No sé, lo importante es que me recupere lo más rápido posible, quiero empezar a correr; en estos tres días no he podido dormir, me hace falta el fútbol y me hace falta joder a mi familia, a mis hijos y más que todo el hecho que no podré jugar con mis compañeros.

Enviados especiales
Por: Marcial TORRES XATRUCH
Fotos: Roxne ROMERO

Deja tu comentario

Recomendamos - Embajadores