Secciones: La Bicolor

Argentina expone su candidatura ante Nigeria

GOAL.COM.- Toda la ansiedad previa se acabará cuando el alemán Wolfgang Stark de la orden para que la pelota comience a rodar entre argentinos y nigerianos. El conjunto de Maradona llega como uno de los favoritos a Sudáfrica, no por el rendimiento sino por la calidad individual que tiene entre los 23 elegidos, pero deberá demostrarlo en esta apertura del grupo B que se llevará a cabo en el estadio Ellis Park de Johannesburgo.

La presencia de Lio Messi hace soñar a la Argentina con el tricampeonato. El astro del Barcelona llega con alguna merma física, pero con el talento intacto para acompañar a Tévez e Higuaín en la delantera albiceleste.

Ads

Maradona optó por dejar atrás el tímido 4-4-2 que sabía utilizar en las Eliminatorias, pasando a un ofensivo 3-4-3 donde Jonás Gutiérrez tendrá la misión de ser lateral derecho en defensa y volante por esa banda cuando Argentina esté en ataque.

El movimiento táctico tuvo que ver con el buen momento y las ganas de Carlitos Tévez dentro de la Selección. Maradona le armó un dibujo sólo para que él pudiera ser parte del once inicial.

Ads

La incógnita será ver cómo responde una defensa de tres hombres, donde Demichelis tendrá la obligación de cerrar los espacios que deje Jonás cuando suba al ataque. El del Bayern Münich juega más cómodo de líbero que de stopper, pero el técnico prefirió dejarlo en esa posición y mantener a Walter Samuel como jugador libre de la zaga argentina.

En el mediocampo se espera que Di María sea la sorpresa del equipo en ofensiva. Maradona entiende que Messi se llevará toda la atención nigeriana y que así Di María tendrá espacios para avanzar y llegar al gol por izquierda. En ese sentido es muy importante que Verón aporte su cuota de visión y precisión para realizar los cambios de frente necesarios para mover a la defensa africana.

Con el toque europeo y sólido que le haya podido otorgar el sueco Lars Lagerback, las Aguilas, mermadas por la baja de John Obi Mikel, intentarán de emular lo realizado por Camerún hace 20 años, cuando un tanto de Oman Biyik tumbó a Maradona en el partido inaugural de Italia ’90.

Para ello, los nigerianos, que en Estados Unidos 1994 perdieron por 2-1 y en Corea y Japón 2002 por 1-0, se esmerarán en oponer su físico para frenar a la principal amenaza y luego buscar algún contragolpe para que la velocidad de Odemwingie o Martins cree problemas a la defensa argentina.

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies.