Connect with us

La Bicolor

VIVENCIAS MUNDIALISTAS (cuarta entrega)

HECHOS E HISTORIAS

Por Jacobo Goldstein

La inolvidable selección de Honduras en su primer mundial, el de España, 1982.

En los días anteriores he hecho para la sección de Deportes de LA TRIBUNA un amplio repaso sobre las copas mundo que se jugaron desde 1930, año en que se iniciaron, hasta 1978, cuando Argentina ganó su primer campeonato mundial.
Ahora le entraremos al año 1982, donde Honduras clasificó por primera vez en su historia, enviando a España a un equipo sólido y tenaz, que desempeñó un fútbol de tal calidad que dejó con la boca abierta al mundo entero.
 
Yo tuve la honra de presidir la comisión de selecciones de ese excepcional equipo durante los primeros seis meses de su incepción en 1980 y mi sucesor fue Carlos Mariano Martínez. Ambos contamos durante nuestras respectivas gestiones con un notable equipo de colaboradores, siendo uno de los mejores de ellos Marcial Cerrato Sandoval, a quien todavía aplaudo por la labor extraordinaria que llevó a cabo como tesorero de la Federación y de la comisión de selecciones.

También es justo destacar la tarea que hizo Pedro Atala como presidente de la Federación; y por supuesto que hay que elogiar la gran tarea que desempeñó “Chelato” Uclés y su equipo de trabajo, como igual debemos felicitar efusivamente y cariñosamente a los integrantes de esa grandiosa selección nacional que con pundonor sudaron la camisola durante toda el periodo de clasificación como también lo hicieron en sus partidos copamundistas frente a España, Irlanda y Yugoslavia, cotejos en que el fútbol catracho puso muy en alto el nombre de nuestra querida patria. Por cierto que esa copa mundo la ganó Italia, mientras que toda una serie de jugadores hondureños terminaron siendo contratados por equipos profesionales del exterior.
 
En 1986, Colombia tuvo que ceder la sede pues sus problemas internos eran enormes y México aceptó ser el país anfitrión. Fue en ese evento mundial donde una de las selecciones más criticadas en su propio país, Argentina, dio la gran sorpresa ganando la Copa Mundo, gracias a la habilidad de Diego Maradona, su gol contra Inglaterra donde se ayudó con la mano sin que “lo viera” el árbitro y la excelente dirección técnica de Carlos Bilardo, que tuvo la última palabra frente a sus detractores.
 
En 1990, fue jugando en Italia que Alemania ganó el campeonato mundial, empatando con Brasil e Italia en cuanto al número de copas ganados a esa fecha.

Y llegamos al año de 1994 en que Estados Unidos, por primera vez en la historia, fue el país sede.
 
Esa copa me trae gratos recuerdos, pues varios de los juegos se celebraron en Washington y yo me apunté por LA TRIBUNA para cubrir ese evento. Cuando fui a sacar mis credenciales me encontré a dos colegas colombianos que no hablaban inglés y que necesitaban quién les tradujera para acreditarse. Lo hice con mucho gusto y cuando nos presentamos, resultó que ellos eran de la radioemisora RCN de Colombia, que en ese tiempo era filial de CNN en Español cuando yo cubría la Casa Blanca.

Ambos escuchaban mis transmisiones en Colombia y me preguntaron que si los podría llevar a conocer la Casa Blanca, así que los invité para que llegaran al día siguiente. Fue allí donde me dijeron que un tercer colega no llegaba hasta dentro de dos semanas y que ellos tenían un puesto libre en el estadio y si quería me podía sentar con ellos y comentar para Colombia, propuesta que acepté gustosamente.

Los asientos de ellos quedaban en el mejor lugar del estadio “Robert F. Kennedy” y con ellos transmití los partidos de primera ronda de Noruega (1)-México (0), Holanda (2)-Arabia Saudita (1), Italia (1)-México (1), y Arabia Saudí (1)-Bélgica (0). Por cierto que allí estuve hablando con “Pelé”, con Sepp Maier, el gran portero alemán, y con otros grandes futbolistas de antaño que estaban haciendo comentarios para varias cadenas mundiales. También estuve informando y comentando para HRN y Radio América, que estaban transmitiendo ese mundial desde otros estadios.

En la segunda ronda trasmití el partido España(3) contra Suiza(1), y luego acompañé a mis colegas colombianos al Giants Stadium, cerca de Nueva York, para comentar el juegazo en que Bulgaria sorpresivamente derrotó a Alemania, 2×1, eliminándolos de la copa mundo, misma que eventualmente fue ganada por Brasil conquistando así su cuarto campeonato mundial.

Por cierto que me dio mucha pena con mis colegas colombianos, cuyo jefe era Jairo Aristizábal, pues Colombia fue eliminada en la primera ronda después del autogol de Hernán Escobar, quien pocos días después trágicamente fue asesinado en Cali cuando el equipo colombiano regresó a casa.

Deja tu comentario

Recomendamos - La Bicolor