Connect with us

Fútbol Nacional

VIVENCIAS

Por: Jacobo Goldstein                                                         
Para nadie es un secreto que soy un apasionado del fútbol, algo que nació en mí desde que era niño y en San Pedro Sula vi jugar a equipos locales de la talla del Marathón, España, Patria, Maya, Independiente, como también a los equipos de La Lima, tales como Hibueras y Sula.

“El Brujo” Martínez, de los inmortales porteros.

También pude ver en acción en el estadio Francisco Morazán al Abacá de los campos bananeros, al gran Aduana Deportivo y al Tela del puerto de Tela y al Vida y Victoria de La Ceiba.

Todos esos equipos de la costa norte me inculcaron el amor que le tengo al fútbol, un amor que ya sobrepasa las siete décadas de duración.

En mi niñez no había equipo en Puerto Cortés y sólo vi equipos de Tegucigalpa como el Olimpia y Motagua cuando viajé a la capital en 1946 y también estuve allí en 1948 para asistir a la inauguración del estadio Nacional, en aquel entonces llamado 15 de Marzo, donde vi por primera vez a la selección de Honduras enfrentarse a Costa Rica y a otros equipos centroamericanos.

En los 40’s en la costa norte el fútbol era el deporte rey y los recuerdos que me traen los partidos que vi en esas fechas aún me conmueven.

También me encantó haber jugado en la tercera división del equipo Independiente, en partidos que se llevaban a cabo en el Campo Marathón de San Pedro Sula. Eran los tiempos en que, a nivel nacional, brillaban Majoncho Sosa, Zacarías Arzú, Joyo Barahona, Clive Garbutt, Will García, El Brujo Martínez, Popo Godoy, Pipe Barahona, Armando Doblado y tantos inmortales más del fútbol hondureño, que jugaban por puro amor a la camisola pues no devengaban sueldos (por jugar). Cómo han cambiado las cosas de aquel entonces a las fechas actuales, pues ahora los jugadores son profesionales que se embolsan sus buenos billetes y a veces jugosos salarios.
 

José de la Paz Herrera, 1982.

Han sido esos grandes y legendarios jugadores los que fueron los precursores del actual fútbol catracho, que en 1982, finalmente, bajo la dirección técnica de Chelato Uclés clasificó para el mundial España 82 y que dentro de pocos días bajo la dirección  de Reinaldo Rueda jugará en el mundial 2010, que se celebrará en Sudáfrica.

Es digno reconocer que la escuadra nacional que jugó en España hace 28 años se cubrió de gloria en los emocionantes y difíciles partidos que sostuvo frente a España, Irlanda del Norte y Yugoslavia.

También es justo dejar constancia que en esta ocasión a Honduras le tocan huesos bien duros de roer pues tendrá que enfrentarse a España, catalogado como uno de los grandes favoritos del certamen, además de tener que medirse con equipos fuertes de la talla de Chile y de Suiza.

Será el 16 de este mes que Honduras jugará su primer encuentro frente a la escuadra chilena y ojalá Dios quiera que esta selección nacional nos salga con la misma garra y empuje que mostró el equipo que hace 28 años le trajo tanta gloria al fútbol nacional.

2010, Reinaldo Rueda.

No nos fue fácil clasificar en esta ocasión y eso todos lo sabemos. Pero lo importante fue que lo logramos y que todo Honduras estará de pie aplaudiendo a nuestros muchachos cuando salgan el 16 de junio al engramado en el estadio de la ciudad de Nelspruit a jugársela frente a los chilenos, luego el 20 en Johannesburg cuando nos enfrentemos a la poderosa España y el 25 cuando nos toque hacerlo en Bloemfontein frente a Suiza.

Sabemos que la cosa no será fácil pero espero que los muchachos recuerden que la selección del 82 llegó a España como el patito feo de la fiesta y terminó ganándose la admiración del mundo entero.

El ejemplo lo pusieron ellos, ojalá que nuestros jugadores de hoy sigan el mismo ejemplo y dejen muy en alto el pabellón albiceleste de las cinco estrellas.

CONTINUARÁ.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional