Connect with us

Baloncesto

Lakers vs Celtics, una rivalidad que no tiene fin…

BOSTON.- El eternamente joven “bestseller” del baloncesto que escriben Los Ángeles Lakers y Boston Celtics hace estremecer de entusiasmo a los aficionados desde hace más de 50 años.

“Siempre fue un duelo especialmente intenso, sobre todo por los jugadores que dieron su sello a estos partidos antes que nosotros”, dijo Kevin Garnett, estrella de los Celtics, antes de la serie que comienza hoy. Los once enfrentamientos precedentes fueron casi todos memorables y están en la eternidad en anales y películas.

El defensor del título, Los Ángeles (15 veces campeón), contra Boston (con el récord de 17 títulos). No es sólo el duelo de una rivalidad madurada por generaciones, sino también un homenaje a la historia de la Liga.

La primera edición, en 1959, la ganó Boston contra el entonces Minneapolis Lakers por 4-0. Se mudaron a Los Ángeles, pero continuó la serie de derrotas contra los “verdes”. Hasta 1969 perdieron otras seis finales. “Durante largo tiempo odié el verde y no quise llevar nada de ese color. Fue frustrante oírles festejar”, recuerda Jerry West, jefe de los Lakers durante años.

“Sabíamos que contra los Lakers no podíamos perder”, dice Bill Russell, ídolo de Boston y aún hoy plenamente convencido. Fue la estrella de los sesenta y responsable principal de la “dinastía Celtics”. Entre 1956 y 1969, Russell ganó once títulos de campeón, siete de ellos contra los Lakers.

Aquel entonces, en Los Ángeles, antes de cada final, se colocaron centenares de globos de colores en una red en el techo del pabellón para liberarlos en caso de ganar el título.

“Creo que algún día los sacaron uno a uno”, dijo Russel sonriendo maliciosamente.

El hecho de que los ochenta pasasen a la historia de la NBA como los “años dorados” tiene que ver también con los Lakers y los Celtics. Cuando Michael Jordan tenía aún el suave rostro de adolescente, las superestrellas eran Earvin “Magic” Johnson, de los Lakers, y el as de Boston Larry Bird. Sus duelos en las finales de 1984, 1985 y 1987 fueron enfrentamientos para la enternidad.

“Odié a Larry”, recuerda Johnson. En 1984 no pudo poner fin a la serie negra de los Lakers. Los Celtics festejaron de nuevo en Boston y allí nació el grito de batalla “derrotad a LA”, que aún se oye hoy en día en los duelos.

Pero un año después, los californianos rompieron el maleficio y derrotaron a su eterno rival. El triunfo final de los Lakers en 1985 por 111-110 en el sexto partido en Boston fue sin duda el mayor momento en las legendarias carreras de Karem Abdul-Jabbar, “Magic” Johnson y del entrenador Pat Riley.

Siguieron otro éxito de los Lakers en 1987 y un triunfo de Boston en 2008.

Deja tu comentario

Recomendamos - Baloncesto