Secciones: La Bicolor

Edgard Álvarez: “Tenemos que ser realistas, no somos una potencia”

SAN PEDRO SULA.- El futbolista hondureño del Bari de Italia, Edgard Álvarez, arribó el lunes a las 11:00 de la noche para pasar tres días de vacaciones junto a su familia en Puerto Cortés, y el viernes por la mañana viajará de regreso a Europa, pero esta vez hacia Alemania, para incorporarse a la concentración de la Selección Nacional de Honduras, de la que reconoce no es potencia, por lo que pide realismo a todos los aficionados y medios catrachos.

Edgard Álvarez llegó el lunes a las 11:00 de la noche y se va el viernes, estará unos días con su familia antes de unirse a la Selección Nacional.

“Yo creo que no debemos molestarnos si escuchamos alguna crítica en la que dan a Honduras como el más débil, no creo que puedan hablar bien de nosotros porque somos el más débil, tenemos que ser realistas, no somos una potencia, no podemos pretender ser tomados como una potencia porque no lo somos, aunque después en la cancha se verá si las críticas fueron justas o no”, declaró.

Ads

“Es obvio que en nuestro grupo nos cataloguen como el más débil porque todos han estado en varios mundiales, Honduras sólo en España, no sé si sea bueno, lo que pasa es que los demás han sido más constantes en el mundial, no debemos molestarnos porque al compararnos con España nos vena de menos, ellos son superiores”, argumentó Edgard.

Reconoce que todos los rivales a enfrentar en el Mundial son difíciles para Honduras, y seguramente España el más complicado por lo que representa y el potencial futbolístico que posee en este momento.

Ads

“Todos son difíciles y seguro España el más complicado, pero esto es un mundial y no podemos esperar menos, eso sí, con los jugadores que tiene Honduras también es posible que clasifiquemos a la siguiente fase, hay calidad y basta poner en práctica lo que sabemos, pero si nos dejamos llevar por los nervios y la emoción seguro que será un fracaso”, expuso.

Eso sí, Álvarez está claro que si Honduras pretende avanzar a la siguiente fase en la Copa del Mundo, será clave lo que se haga en el primer partido de  ese evento, cuando la bicolor enfrente a su similar de Chile, aunque de momento quiere disfrutar de su familia después de haber concluido con una dura temporada en Italia, en la que destacó con el Bari.

“Quiero disfrutar estos días porque el campeonato en Italia fue bastante duro, jugué bastantes partidos y creo que era necesario este relajamiento, teníamos que salvar la categoría y lo hicimos antes de terminar el campeonato, hasta tuvimos la posibilidad de luchar por un puesto en la liga de campeones de Europa”, agregó Álvarez.

Edgard reconoce que en cualquier jugador que esté en una de las tantas selecciones que van a disputar el mundial puede haber cierto grado de nerviosismo, y en su caso particular hay mucha ansiedad. “Cada uno de nosotros está esperando con ansias que llegue el primer partido, los nervios siempre están en cada encuentro, eso es algo normal”.

El futbolista también ha tenido comunicación con el atacante Carlo Costly y espera que se recupere porque sabe que ha hecho todo para estar en la Copa del Mundo con la camisa de la Selección Nacional de Honduras.

“Hablé antes de venirme con él, al final terminamos riéndonos de algunas cosas, pero sé que en el fondo está muy triste porque se puede perder el Mundial después de tanto que luchó para estar y que merecidamente se lo había ganado como parte del grupo”, recordó.

Finalmente  Álvarez dijo que en este momento llega en buen nivel al Mundial y eso le puede dar mucho a Honduras, y aunque su padre quiere verlo como lateral derecho, él sabe que juega mejor en la posición que lo ha estado haciendo en el Bari. “Me siento bien como volante por derecha, mi padre no sabe mucho de esto, gracias a Dios llego en buen nivel físico y futbolístico, he trabajado bien y llego con todas mis ganas”, concluyó.

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies.